lunes, 29 de julio de 2013

Despegando



Y llegó el 22 de julio. Fecha señalada en rojo en el calendario de entrenamientos. El 22 de julio empezaba mi preparación específica de un maratón. Un maratón que aun no  sé cuando correré pero que seguro será entre octubre y diciembre.

El hecho de que empiece la preparación específica no es más que empiezo a hacer ciclos de entrenamiento. Ciclos de 2 semanas de carga y una de descarga en las que irán apareciendo unos medios de entrenamiento y desapareciendo otros. Es decir, que los 350's dejaran paso al interval y el fartleck a las series largas. El rodaje a ritmo...ese se queda y sube y sube de kms...

Pero claro, uno tiene en mente que quiere llegar en un estado de forma equis a ese día y ve que por cuestiones físicas o de salud no llega. Qué hacer? Pues doble dosis de paciencia y a aguantar carros y carretas.

Esta semana ha sido muy dura por el calor y la humedad pero también ha sido la del despegue ¿definitivo?.

El lunes tenía sesión fuerte de entrenamiento pero debido a mis dolores de pecho del día antes decidimos posponerlo al martes (si todo iba bien). Por ello, hice un rodaje suave de 13km y una sesión mas cañera de circuitos de resistencia haciendo 30" de trabajo y 15" de pausa. Al finalizar el circuito 1km haciendo progresiones (100 fuerte-150 flojos).

Como vi que la sesión de la mañana no me dejaba mal quedé con Nacho y con Escoriza para rodar por la zona de la Mar Bella a las 18h ya que luego tenía INDIBA con Toni Roman (@toniromanfisio). El rodaje fue un espectáculo. Ver a 3 tíos sudorosos corriendo por el paseo marítimo a 3'40 y sorteando a los visitantes playeros...no tiene precio.

O sea que a lo tonto a lo bobo me pegué 25km que no estuvieron nada mal para venir de donde venía.

El martes tocaba rodaje a ritmo. 11km a ritmo constante de 3'20 con el objetivo de que el pulso se estabilizara y prácticamente no subiera. A parte, 2 botellitas de isotonic de 226ers me iban a ayudar a avituallar. Tenía dudas de cómo me iba a encontrar pero mi míster con su gran sabiduría ya me había dicho:"Tranqui, si vas a 3'25 no pasa nada que has estado malo...".

Con esa tranquilidad empezaba el entrenamiento y los kms se sucedían siempre por debajo de 3'20. BIEN!!!!!!!!!!! Cogí avituallamiento en el km 3 y en el 7 para así poder hacer los últimos kms bien hidratado.

Al final buen resultado de ritmo (3'17) pero no me gustó la gráfica del pulso. Porqué? Pues porque lo que hay que conseguir es que la pendiente de la gráfica del pulso sea mínima y en este caso era un pelín pronunciada.

El miércoles tenía un rodaje de 18km tranquilo. Sin ritmos. Fue el primer rodaje en tiempo en el que solo rodaba, en el que no me tenía que concentrar, ni dar ni un gramo mas de fuerza de la necesaria. Me estaría empezando a poner bien???

El jueves fue el día más duro de los que llevamos de verano. Duro por el entreno pero, sobre todo, duro por la climatología.

Aprovechamos que teníamos un entreno largo para que Cristina Lafuente (@nutricioiesport) nos hicieses un estudio de sudoración para ver que tenemos que beber, como lo tenemos que hacer y en qué cantidad.

Por ello, justo antes de empezar el entrenamiento me pesaba (64.6kg) y empezábamos el calentamiento. Enseguida empecé a sudar y ya me di cuenta que sería duro. Calentamiento de 6km y cambio de ropa ya que ésta estaba empapada.

El entreno consistía en 11km de cambios de ritmo. Los cambios eran los siguientes: 3x100+1x400+3x200+1x1000+2x100+3x200+1x500+1x2000 recuperando 600m a ritmo de 3'40 entre cambio de distancia y 300m a 3'40 entre cambios de la misma distancia (exceptuando que en los cambios de 100 se recupera también 100m). Pues bien, Nacho tenía un rodaje a ritmo con lo que nos íbamos a ir adelantando constantemente.

Empecé bien lo cambios y llegué al 1000 bastante entero. 3'07 en ese cambio y me quedé sin fuerzas. De golpe no podía...suerte que tenía una botella de isotonic de 226ers (@226ers) preparada. Pero iba tan mal...que casi no bebí y la cagué.

Cada vez iba peor, sobre todo en lo rápido, pero como Nacho no se paraba yo me decía: AGUANTA!!! AGUANTA!!!!.

El último cambio fue agónico. 2km de pura agonía para hacer 6'18.

Al acabar, acabé tirado en el suelo. Fatigado. Descalenté como buenamente pude y me dirigí a la báscula. Que marcaría? Sentía curiosidad...61.7kg!!!!!!! 3kg!!!!!!!!!!! Madre mía!!!!!!! Con razón iba jodido!!!!

Una pérdida del 5% del peso corporal es una barbaridad y conlleva entre otras cosas disminución de la fuerza, cefaleas…

La faena ahora era mía ya que debía recuperar peso. 1,2l de isotonic, una Coca-Cola de 0,35, 1l de agua antes de comer.

Me peso...62.2!!!!!!!!!!!Esto  no sube. Sigo bebiendo, comiendo, merendando…y me voy a hacer 10k suaves.

Llego a casa y...61.7!!!!!!!!!Sigo igual!!!!!!!!! Madre mía que ostias le meto al cuerpo. Hay que ponerle remedio...Pizza casera, 2 latas de cerveza, 1l de agua y unas natillas night cream de 226ers obran el milagro...63.3 al acostarme!!!!!!!

Con este día te das cuenta de que hay que tener mucho cuidado en verano. En un día tonto pierdes 2kg y ni te das cuenta y eso te lleva a la tumba.

El viernes me lo tomé como un día de transición. Aun y así cayeron 13.5km, circuitos y rectas. Después del entreno visita al CAR para masaje con Miquel Angel Cos y por la tarde visita a Toni Roman en Barcelona para el tratamiento de INDIBA. Lo que mas me sorprendió de la tarde fué el calor que hacía en Barcelona. En la calle...40.5º. 

Nacho me envió esta foto del termómetro que tiene en su casa y al que nunca le da el sol...


Y llegó el sábado. Primer día de series como tales: 8x1000 recuperando poco, muy poco: 40-45". Son 8km de series a ritmos tranquilos. Cada semana se irá complicando hasta llegar a los 2x8000..

Por ello éste era un entreno fácil ya que debía empezar a 3'12-3'15 y bajar de 3" en 3" hasta llegar a 3'05-3'06 y estabilizarme ahí. Es un entreno que no lo considero fuerte pero el clima iba a volver a jugarme una mala pasada.

Al montarme en el coche a las 8.15 de la mañana y ver ya 27 grados asusta. Si además está nublado piensas que va a hacer una humedad de mil narices.

Resultado: una sudada de campeonato y unas sensaciones raras. Muscularmente blando pero cardiovascularmente bien. Los tiempos lo de menos. Empecé a 3'10 y acabé en 3'02.

Y el domingo llegaba el rodaje largo. 85'. 22.6km (por casualidad no porque quisiera rodar esa distancia). Con ganas pero con respeto ya que se prevee que siga haciendo calor.

Por ello decido madrugar y a las 8.15 ya le estoy dando al start. Decido hacer una vuelta de 7.2km y beber. Otra de 8.2km y beber. Para acabar repito la de 7.2km. En la vuelta de 7.2 apenas tengo referencias así que es un peligro ya que o voy lento o rápido...Salgo sin gps. Solo con el pulsómetro y con un par de referencias. Paso por el 1erkm y veo 4'30. No voy mal. A ver a cuanto paso por el 1.8km y ya calibro. Paso bien y aunque el pulso va un pelín alto voy bien. Me duele el tendón pero no como para pararme (ni mucho menos).

Calculo por donde está el km 5 y paso en torno a 20'30 (esto va bien pienso). Paso por el 7.2km a una media de 4'02 y cojo la primera botella. Me la bebo tranquilamente sin prisa y enlazo con la vuelta de 8.2km donde hay bastante sombra. Empiezan a caer kms a 3'50. Algunos un poco más lentos y otros más rápidos. Eso me lleva a completar la vuelta a una media de 3'50. Cojo la botella que tenía preparada y sigo rodando. Ya voy enfilado. El pantalón empapado de sudor se me adhiere al cuerpo y molesta. A estas alturas ya...

Vuelvo a ir sin referencias y me guio por el pulso ya que no quiero que suba de 160. Voy acelerando poco a poco hasta llegar al final y completar estos últimos 7.2km a 3'43.

Lo mejor que me llevo del rodaje de hoy es que he hecho los últimos 15.4km a una media de 158 pulsaciones de manera estable. Eso está muy bien porque denota que no me fatigo y de que he acertado con todo: ritmos e hidratación.

Al llegar a casa me encuentro a mis dos mujercitas con los bañadores puestos...quien se puede negar???

Al final 150km en los que me ha pasado de todo pero sobretodo con la sensación de que, por fin, voy a más.

La próxima semana ya sí que es la definitiva para ver si el tendón responde ya que me esperan 170km con 4 doblajes y eso ya son palabras mayores.

lunes, 22 de julio de 2013

No me lo ha encontrado ni el McAfee



7 días para empezar a entrenar en serio. 7 días para empezar a fijar un objetivo en el punto de mira. 7 días para pulir un estado de forma y llegar al 22 de julio en un estado óptimo. 7 días para...para nada. Porque el miércoles se desmoronó todo.

Retrocedamos en el tiempo...tic tac tic tac

Lunes por la mañana. Estoy con mi tazón de café con leche y mis clásicos cereales (mi desayuno de toda la vida) y consulto mi agenda. Hoy toca un entreno puñetero. Son 10x350-1000-8x350-2000. Es más fácil que la semana anterior pero tiene la dificultad de que en el primer bloque son 10 series.

Calentando voy cansado y con alguna que otra agujeta (los excesos del fin de semana...). Empiezo las series con mucha calma y veo que estoy muy cansado y que me va a costar entrar en el entreno. Finalmente lo consigo y poco a poco voy corriendo mas rápido y consigo una media de 1'04"9 en los 350s y 3'09 y 6'17 en las 'pausas'.

Han sido 19.5km de entreno y como me veo que estoy entero por la tarde aprovecho y hago uno de los 2 doblajes que tenia esta semana.

Acabo el lunes con casi 30km y muy muy satisfecho. Quién me iba a decir que el miércoles caería enfermo? O que el domingo correría 1km...? Pero no adelantemos acontecimientos.

El martes empezaba a entrar un poco tarde, a las 10h. Pero es que a las 8h estaba con Toni haciendo 
 el tratamiento del Aquiles.

Por cierto, al Aquiles va mucho mejor. Ahora el dolor mas preocupante es el de la pata de ganso. Me duele mucho a nivel de inserción y me limita bastante el movimiento.

Volviendo al entreno. Ese día tocaban 12km, gomas y rectas. Coincidí con Nacho y empezábamos a rodar. Recuerdo ir muy concentrado los primeros 5km por el tema de la pata de ganso. Pasamos lentos el 5000 (cerca de 21') y Nacho empezó a acelerar y acelerar. Por el km 7 me di cuenta que íbamos rápido pero también que no me dolía nada. Llevaba 7km detrás de él y me dije que ya era hora de echarle una mano...

Empezamos a darnos relevos y yo notaba que íbamos rápidos, bastante ligeritos. Pasamos el 10k (18'27 ese parcial) y ni lo quise mirar. Adelanté a Nacho y seguí acelerando...

En ese momento se produjo un acontecimiento histórico...de la boca de Nacho salió esta frase:
"Tío, no atornilles más que voy justo!!!"

No daba crédito a lo que había oído. Nacho pidiendo tregua en un rodaje? No me lo puedo creer.

Al final fueron 12km en 46'30 (aprox). Acabamos justitos por culpa del calorazo y de la humedad (se dijo en las noticias que en Barcelona había habido una sensación térmica de 39 graditos...) y a Nacho ya le dije que lo pagaríamos tarde o temprano. Pues fue temprano...demasiado temprano ya que al día siguiente amanecí destrozado.

Amanecí que me dolían hasta las pestañas. En mi caso tengo un dolor que si aparece es que algo no funciona bien en mi cuerpo. Es un dolor en la parte alta de la espalda. Dolor como si hubiese estado 1h haciendo pesas. Cuando me pasa...siempre acaba mal.

Con toda esas sensaciones negativas me fui a entrenar. Pero no las tenía todas conmigo así que me paré en una farmacia y compré un termometro. Hay que verse muy jusitio para ir a comprarte un termometro antes de ir a entrenar...

36.2ºC...a entrenar!!!!!!!!!!!!!!!

Pues hice el peor rodaje que recuerdo de mi vida. Sensación de dolor en todo el cuerpo. Sensación de impotencia. Sensación de poder dar mas pero llevar el limitador de velocidad puesto a 4'00...Hice 49'30...3' mas que el dia anterior...

Al acabar (con pájara) me dirijo al coche. Bebo y bebo. Tengo náuseas...Pasan 20' y me pongo el termómetro:37.2ºC. Pienso que es normal ya que hace poco que he acabado de entrenar. Llego a casa y me pongo uno que tengo de mercurio. 38.2ºC...Y SUBIENDO!!!!!!

Fui subiendo y bajando todo el día pero siempre en el 38.x. Hasta que sobre las 19.30 me noto que los ojos me arden y me doy cuenta que estoy peor...39.6ºC!!!!!!!!!!!!!!!!! En 5' estaba en el médico.
Me exploran. No me encuentran nada. Que podrá ser...Veo a la doctora pensativa y le
digo que mi hija lleva 3 días con fiebre, tiene aftas…y se le ilumina la cara: TIENES UN VIRUS!!!! EL MISMO QUE TENGA TU HIJA!!! Coño pienso, si le llego a decir que el día antes me he pegado un palo entrenando a las 10 de la mañana...me hubiese dicho que tenía un golpe de calor?

En fin, la cuestión es que estoy fastidiado y decido tomarme el jueves de descanso. Descanso relativo ya que mi mujer ha empezado a trabajar y ahora me toca hacer de padre, de hombre de limpieza y de atleta en mis ratos libres.

El viernes me aventuro a rodar algo. Hago 12km tranquilos con Nacho. Todo está en orden y decido hacer unos cambios de ritmo el sábado.

El sábado voy hacia el Parc Nou con ganas. Calentando me molesta algo el pecho pero me da mas o menos igual y empiezo los cambios. Voy bien pero me noto blando muscularmente debido a la fiebre. Me falta chispa pero aun y así hago 3'10 y 3'09 en los cambios de 1km. Acabo contento con 9km a 3'24 de media y me preparo para el rodaje de 80'(21km) del domingo.
video


Me levanto a las 7 de la mañana y nada me dice que me va a pasar lo que luego me sucederá.
Desayuno y preparo la bebida para el rodaje. Mi intención es avituallar con el sistema del maletero un par de veces. El primer avituallamiento será en el 8.5km y el 2º sobre el 16-17km. Ambos serán con el ISOTONIC de 226ers. El ENERGY me lo guardo para rodajes mas largos donde lo combinaré con el ISOTONIC.

Mientras conduzco voy bebiendo traguitos pequeños de ISOTONIC para empezar el rodaje hidratado. No me molesta nada. Estoy bien.

Llego al Prat. Me pongo el pulsometro y el gps. Hoy quiero controlar bien los ritmos...(iluso). Empiezo a rodar. Bien. No  me duele ni el aquiles ni la pata de ganso. Pero...a los 200m me empieza a doler el pecho por dentro. Como si tuviera agujetas. Me ha molestado alguna vez pero no tanto. Me paro a los 300m. Respiro hondo. No noto nada y vuelvo a arrancar. A los 700m me vuelvo a parar. Qué me pasa? No lo sé. Vuelvo a arrancar...y decido parar definitivamente en el 1er km. Me duele. Me asusta. Me preocupa.

Deshago el corto camino hecho corriendo andando. Ando cabizbajo maldiciendo la mala suerte que me persigue desde el dia 6 de abril. Se convierte en una penitencia. Nunca 1km se me hizo tan largo.

Llego a casa y me derrumbo. No tengo ganas de nada. Estoy harto de contratiempos. Contratiempos que te dejan entrenar pero que te van dando pequeños golpes que hacen que no puedas tener continuidad y eso va minando la moral.

No puede ser que no pueda entrenar. Seré capaz de hacer 1 semana entera de entreno como dios manda? En ese momento pienso que no. Pienso que es mejor dejarlo ya. Mandarlo todo al cajon de los recuerdos y ponerme a hacer otra cosa.

Estos pensamientos suelen venir siempre cuando uno pasa una mala racha. Esta cegado por la rabia. Pero durante la tarde (la cual pasé en el hospital con mi hija) se me olvidó todo lo malo. Me centré en ella y ya solo pensaba en que hacer el lunes de entrenamiento.

Con el paso de los años he aprendido a no ponerme nervioso cuando pasan estas cosas. Cuando era más joven me subía por las paredes, me ponía nervioso, de mal humor. Para qué? Voy a ganar algo? No es mejor tomárselo con filosofía y dejar que el cuerpo se recupere lo más rápido posible. No será mejor si lo hago con buena cara? Pues así intento afrontar los días malos. El problema es cuando te pasan tan seguidos y durante tanto tiempo.

Tengo la sensación de haber perdido una semana de entrenamiento ya que quería hacer 150km. Al final a duras penas habré sobrepasado los 100km pero cuando vienen curvas hay que saber cogerlas y no querer tomarlas rectas para ganar tiempo ya que el peligro de salirse es muy grande. Con eso quiero decir que toda enfermedad tiene su proceso de curación y hay que respetarlos.

Con todo ello, y si no hay mas contratiempos de por medio creo que mi cita con los 42.195m va tomando forma.

La semana que viene espero contaros una semana mas positiva que esta. Pero sobretodo intentaré que veáis como es un día normal en mi vida. Creo que os sorprenderá...

lunes, 15 de julio de 2013

La del tendón que dio paso a una pata



Lunes, 6.50 de la mañana. Me cuesta que se separen los párpados. Estoy cansado y necesito dormir más pero se que mi tiempo en la cama ha terminado. Es hora de poner los pies en el suelo y dar inicio a una nueva semana de entrenamientos. Una semana que empezaba con buenas expectativas, pocas molestias al levantarme y al dar los primeros pasos.

Y empezaba tan temprano porque, como las semanas previas,
tenía una cita con Toni y su Indiba.
Al empezar el tratamiento Toni corroboraba mis sensaciones. El tendón está mejor y la cosa va viento en popa. Por ello, me va a empezar a dar aire con el tratamiento y la semana que viene pasaremos de los 3 días de tratamiento a 2. 

Saliendo de la consulta me dirigía al Parc Nou para hacer el, ya, típico entrenamiento de los lunes: los 350's. Esta vez tocaba la que es para mi la peor combinación: 2x(8x350+2000). Esos dos 2000s imponen ya que sabes que son más de 6' corriendo. También es cierto que si lo haces bien el primer 2000 se pasa fácil. Como la cagues...

Con esa inquietud empezaba mi calentamiento sin apenas dolores, hasta que sobre el km3 empecé a notar una molestia detrás de la rodilla. NO PUEDE SER!!!!!!!!!!!!! Otra cosa ahora??? Seguí rodando y noté que al alargar la zancada me dolía. MIERDA!!!!Es la pata de ganso otra vez!!!! Digo otra vez porque hace 2 meses me estuvo dando la lata pero gracias a Miquel Cos lo habíamos solucionado. Que ha pasado? Pues que me he centrado tanto en el Aquiles que me he olvidado de cuidar otras cosas. ERROR!!!!!!!!!!

Pues con todo eso me cambiaba de zapatillas pensando que no podría hacer el entreno. Tenía claro que a la que me doliera más de la cuenta me paraba.

Empecé la primera y bien. Corría raro pero bien. La segunda horrible. Ahí me dije que si no lo arreglaba en las 2 siguientes me paraba. Esas 2 series fueron mejor y, sobretodo, a partir de la quinta todo empezó a ir sobre ruedas (relativamente). Iba ya igual que la semana anterior pero con el pulso mas bajo. Eso lo confirmaba en el 2000 y después en el resto del entreno.

Lo mejor de todo es que el tendón no dolía nada y que cada día estaba mejor. Pero había resurgido esa molestia.

El martes y el miércoles fueron bastante bien. Tenía ligeras molestias detrás de la rodilla pero todo parecía controlado. El tendón seguía bien y no había por lo que preocuparse. Fueron días de rodar y de hacer algo de gimnasia.

La gimnasia de momento es para ir tonificando el cuerpo, para ir preparándolo para las cargas que se vienen encima. En esta preparación voy a incluir los ejercicios con gomas. A ver que tal se nos da...

Eso si el martes, aprovechando que coincidimos con una hermana de mi mujer, aprovechamos para cenar fuera. Una cena típica de deportistas: torradas y cerveza. Para acabar un buen postre: NATILLAS (no tan buenas como las del Hotel Europa en Madrid (no se que tienen que no las puedo olvidar!!!!)).


Quizás os extrañe esa cena pero hay que saber conceder al cuerpo pequeños placeres. No se debe vivir obsesionado con la dieta y el no quiero engordar. En mi caso tengo muy claro que hay que comer de todo y que me puedo permitir esos dulces ya que a la que me ponga a hacer 200km lo voy a quemar todo.

Y llegó el jueves. Día marcado como importante de la semana ya que iba a hacer mi primer doblaje después de un entreno fuerte. El entreno era el clásico de todos los jueves: rodaje a ritmo vivo. Cómo ya os he contado varias veces cada semana subo 1km, por lo que esta semana me tocaban ya 10. Dos dígitos...esto ya se pone serio.

La suerte es que los voy a poder hacer con Nacho en casi toda nuestra preparación. Él hacía 8km ya que va mas retrasado en su planificación.

El ritmo pautado era de 3'20 y teníamos hablado beber en el km 4. El sistema que usamos también es bastante rudimentario: ponemos botellas en un banco y rezamos que la gente que pasea, que los chicos de limpieza del parque no nos los quiten, no nos los tiren al suelo...Ya nos ha pasado alguna vez de encontrártelos en el suelo, o en una papelera...

Esta vez no tuvimos problema y pudimos avituallar bien con nuestro ISOTONIC de 226ers.
El entrenamiento fue bien de ritmo ya que todos los kms fueron entre 3'19-3'21 quitando el último en el que aceleré para acabar a 3'08. Pero las sensaciones...no fueron las mejores. Muy blandito, espeso muscularmente...iba fácil pero no facilísimo que es como debería.

Al acabar el entreno me fui a ver a Isa y le comenté mi molestia de la pata de ganso. Para qué dije nada!!! Que dolor!!!!Pata de ganso, sartorio, abdomen...todo. Me dijo que me dejaría secuelas (no sabía yo cuantas). Por la tarde, a pesar de la molestia, conseguí rodar los 8km con absoluta normalidad.Al llegar a casa empezaba mi maratón de compex.


Después del entreno hicimos junto a Nacho un entrenamiento de Running Barcelona (ya os contaré mas otro día).

El viernes me levanté bien. Me fui a ver a Toni y le comenté lo de la pata de ganso. Fijaros que ya no hablo de Aquiles... Me lo trató levemente y me dispuse a entrenar.
QUE AGONIA!!!!!!!

Ya no recordaba lo que era tener tanto tanto dolor. Llevaba la rodilla rígida. Me paré a los 150m, a los 400m...no podía...Pero ya tengo un objetivo, una motivación y un amigo que estaba allí para decirme que no me preocupara que él ya entrenaría por la tarde y que me acompañaba al coche.

Alcé la vista, lo miré a los ojos y dije: Nacho, TIRA!!!! Y reanudamos la marcha y poco a poco fuí corriendo mejor. Pasé el km5 en 21´33 (hacía demasiado tiempo que no lo hacía tan lento) y le dije a Nacho que hiciera su entreno que yo ya vería que hacía.

La figura de Nacho empezaba a alejarse y al pasar por el km 5.6 hay la opción de deshacer el camino y hacer 8.2km o alargarlo hasta 10.3k. Me dolía tanto que por un segundo decidí hacer el recorrido corto. Pero al siguiente segundo ya tenía decidido que seguiría en la distancia a Nacho. Éste se iba alejando cada vez mas y poco a poco se hacía mas pequeño (y mira que ya es bajito...). El hecho de seguirlo sin pretensiones cronométricas me hizo pasar el km 10 en 40'10 mas o menos.

Al final me encontré mejor de lo que había empezado.

Le pedí a Nacho que me estirara y la verdad es que fue el momento mas duro del día. Vaya paliza de aguantar dolor. Que tensión...

Después de comer cogí el coche y me fui a pasar un fin de semana en familia a Vinaròs. Sabía que sería duro pero hay que aprovechar ahora que aun se puede.

Sería duro porque hay que compaginar los entrenamientos, horas de descanso, comidas…con todo lo que se suele hacer cuando uno va a la playa: no existen los horarios, no se hace dieta, trasnochas…

Pues dicho y hecho. El viernes me fui a dormir tarde (sobre la 1) con mi hija mas feliz que un niño con un caramelo ya que había ido a la playa, a la feria, se había comido un helado...bueno el padre también hizo  todo eso...


El sábado el despertador seguía implacable (a éste le da igual que estemos en la playa) y así a las 8.30 empezaba a calentar en la pista de Vinaròs. Tenía un fartlek variado con 2 cambios de 1km. Calenté muy despacito intentando medir con el gps la vuelta que hay alrededor de la pista y cuadrar mas o menos los kms. De otras veces que he estado allí tenía establecido que eran 490m aproximadamente.
 El fartlek pasó sin pena ni gloria. 11km de cambios y acabé cómo si no hubiese hecho nada. Porqué? Pues ni idea. Durante el entreno no me encontré cómodo, fluido, iba blandito, sin tono. Los cambios de 1km sobre 3'07-3'10 (que ya está bien) pero no me gustaron las sensaciones.

El echo de estar en un sitio poco habitual de entrenamiento hace que pasen estas cosas. Y por mucho que intenté relativizarlo me enfadé. Soy muy exigente conmigo mismo y tuve la sensación de no exprimirme. Eso si, no podía aceptar que tenía que estar feliz por haber podido correr. Os acordais cómo estaba el día antes...?

El domingo (después de otra noche de dormir poco) me fui a la vía verde del Ebro a rodar. Es fantástica. Me encanta. Se respira esa tranquilidad que muchas veces hace falta para poder valorar las cosas.

Rodé a buen ritmo mis 75' (bueno fueron algun minutillo mas) pero las sensaciones (sin ser las mejores) mejoraron. Fueron 20km a 3'52 y lo mas importante: el pulso no se disparó. BUENA SEÑAL!!!!!!!!!!!

Después de esa rodadita daba por finalizada mi semana de entrenamientos con ya 137km en las piernas. Eso si, aun me quedaba una sesión larga de playa, paseo, feria y viaje de vuelta.


Y se acerca la última semana del ciclo preparatorio. Me quedan 7 días para que mi mister me diga: EMPIEZAS EL CICLO ESPECÍFICO DE MARATÓN!!!!!!!!!!