jueves, 12 de julio de 2012

Conociendo a Carles (Parte 4)

ETAPA 4: OLIMPIADA, NACIONALES DE CROSS Y LESIONES (2003-2006)

Nuestro protagonista acaba saturado esa temporada. Ha sido la más larga de su vida ya que han sido 13 meses de preparación sin apenas descanso. Por ello decide empezar la temporada con calma pero al ser la 1ª en la que va ha hacer los crosses de calendario nacional, hace que enseguida coja el ritmo de entrenamientos.

Carles ha abandonado su club para firmar por el FC Barcelona al que se vinculará durante dos años.

Los primeros crosses son duros. Está fuera de forma y la gente que está preparando el Europeo de cross está muy fuerte. Además, Carles sabe que la gente se estará preguntando si será capaz de repetir la temporada anterior, la de su eclosión en el panorama atlético. 

En esta temporada olímpica, Carles empieza a participar en crosses del Calendario Nacional, donde se reúnen los mejores atletas nacionales. Él es un recién llegado y su motivación es máxima. Así corre en Torredonjimeno, Llodio, Amorebieta y Huesca. Revalida su título de Campeón de Catalunya y llega al momento cumbre de la temporada en su mejor estado de forma.
En el Campeonato de España de Clubes corre la modalidad corta y tras una salida fulgurante de Tadesse Zerszenay, Castillejo consigue enlazar con él y descolgarlo junto a Carlos García y a Ñaco, que a la postre sería el vencedor

Con la confianza que le ha dado esa carrera se presenta en Santiago de Compostela. Tras un inicio de carrera lenta, se produce un ataque de Tete de la Ossa que se lleva tras de sí a Ayad, el cual revienta y es cazado y superado por nuestro protagonista, logrando así su primer subcampeonato.
Esta carrera le da el pasaporte para participar en el Mundial de cross. En una carrera marcada por el frío y la lluvia, Casti paga la novatada y finaliza el 56º. Pero en su interior ha aprendido cómo hay que correr esta carrera...

Prácticamente no descansa. No hay transición invierno-verano y Carles sigue y sigue entrenando en busca de esa rebaja de la marca en 5000 que le dé el pasaporte para los JJOO de Atenas.
Corre en Sevilla a principios de Junio en 13'32. Es un buen presagio para lo que se avecina, ya que un mes después en San Sebastián, en una carrera extraña, realiza su mejor prestación en 5000: 13'19"47 quedando 4º español ya que es superado por Chema y por los hermanos García: Carlos y Roberto. 

Por ello sólo le queda una opción: quedar entre los tres primeros en el Nacional.
15 días antes de ese Nacional se disputa el Meeting de Madrid donde Carles corre el 3000. Realiza la que hasta ahora es su mejor marca personal (7'42"02) pero sobretodo, gana en el último 200 a Carlos García. Eso es un golpe moral para Carlos y un empujón para Carles.
Los nervios se van apoderando de él ya que pocos días antes del Nacional, Tete y Jesús España corren en Estocolmo el 5000. Es una tarde de transistores ya que si hacen la mínima serán dos rivales más. 

Y llega el Nacional de 5000. Es una carrera lenta. Carles tiene pensado tirar fuerte a falta de tres vueltas y así lo hace. Pero las sensaciones no son buenas y cuando vislumbra el cartel de 2 vueltas decide aflojar un poco la marcha para, poco después, pasar al ataque de forma definitiva. Se escapa junto a los García y llegan al último 200 con todo por decidir. A falta de 120 m parece que Casti cede terreno, Carlos García le adelanta y parece que va a ser el ganador. En ese instante, a falta de 60m para la meta, a Carles le viene a la mente el 3000 de 15 días antes donde le ganó al sprint. Si ese día pudo, hoy también - pensó...Y sacando fuerzas de donde no las había, recuperó ese metro que había cedido y consiguió su primera victoria de prestigio.

 
Carles está en una nube. Ha sido campeón de España de 5000 y tiene su billete a Atenas. A los 7 días del Nacional se disputa el Campeonato Iberoamericano y Carles participa enla prueba de 3000. Después de una lenta salida, Castillejo toma el mando al paso por el 200 e imprime un ritmo que nadie puede seguir. Se ve ganador. Corre a ritmo de 7'50-7'55...El grupo por detrás no lo persigue hasta que a falta de 2 vueltas el brasileño Hudson Da Silva (especialista en 1500) salta del grupo y de caza a nuestro protagonista a falta de pocos metros para acabar. Da Silva sobrepasa a Castillejo y éste reacciona como puede, remontandole algun metro pero sin ser suficiente para ganar.

Y llegan los JJOO. Han sido casi dos meses de tensión y de nervios y nuestro protagonista empieza a estar agotado. Han sido muchos meses de preparación para ganarse la plaza y el depósito marca la reserva. Pero él no lo sabe aún. Llega a Atenas tres días antes con la ilusión de disputar su semifinal olímpica e intentar pasar a la final.
El día de la final pasa como otro cualquiera. Calentamiento matutino y a esperar tranquilamente su turno.



De aquel día Carles recuerda dos cosas curiosas:

La primera de ellas es que la cámara de llamadas fue eterna. Había que entrar por la primera cámara de llamadas 1h15' antes con lo que tuvo que calentar 1h30' antes del inicio de la prueba. Carles recuerda que no paraba de moverse, de dar saltitos, de hacer skippin para intentar no quedarse frío.

La segunda de ellas fue en plena competición. Carles iba a cola de grupo y empezaba a sufrir. En ese momento, en el foso de longitud saltaba una saltadora helena. El griterío fue ensordecedor. Y a nuestro protagonista se le puso la piel de gallina al escuchar a un estadio de 80.000 personas gritar todas casi al unísono. Él nunca había competido en un estadio tan grande y eso le sobresaltó.

La carrera no tuvo historia. Realizó una marca de 13'49", quedándose del grupo a partir del 3000, para finalizar en la posición 16ª de su serie.



En esta temporada empieza el que a la postre será su calendario oficial de competiciones año tras año, ya que con alguna variación, esencialmente siempre serán los mismos crosses. Compite en Quintanar de la Orden, Torredonjimeno, Llodio, Alcobendas, Yecla, Itálica y Huesca.
Su estado de forma va en clara progresión a medida que se va acercando el mes de marzo, mes clave en el panorama crossístico español.



Una de las muestras de que ya se encuentra casi al 100% de su estado de forma es el fin de semana del 22-23 de Enero de 2005. En ese fin de semana, el sábado día 22, se traslada a Valencia a correr un 3000 en pista cubierta con motivo de la Copa del Rey. Gana con 8'09 en una carrera en progresión acabando muy fuerte y ante rivales de excepción como Pablo Villalobos. Descalienta, un ligero masaje y se monta en el coche junto a Roger Roca y Ana Bové camino de Huesca para competir en el Memorial Alós. Allí ante un gran rival (Ayad) y en un circuito que se adapta a su características, logra la segunda victoria en apenas 16 horas.

Ahora ya sabe que está bien y lo sigue demostrando en el Campeonato de Catalunya y en el Nacional de Cross por Clubes donde participa en la modalidad corta, logrando la victoria de una manera aplastante.

Las cartas están sobre la mesa. Y éstas le llevan a un nuevo subcampeonato en el Nacional de Cross (y ya van dos...). 

Y llega el Mundial...

Ha realizado los mejores entrenamientos del invierno en estas últimas semanas, tiene la confianza al 100% y sale dispuesto a arriesgar. Y así lo hace. Se incrusta en el grupo de cabeza pasando el 4km en 11'30 aproximadamente y junto a Tete de la Ossa. empiezan a sufrir hasta descolgarse y jugarse la clasificación final en un grupito en el que también circula el gran Sergy Lebid. Al final 26º clasificado y tercer atleta Europeo.



A los 15 días se disputa la Challenge Europea en Barakaldo y junto a Nacho Cáceres y con la ayuda de Santi González, completa algunos entrenamientos muy buenos. En concreto, su último entreno fuerte fue el siguiente: 3000 en 8'21, 2000 en 5'29, 1000 en 2'39 y 2000 en 5'20 todo con 2'30 de pausa. Está cómo nunca y logra su MMP en dicha competición al finalizar segundo con una marca de 28'06". Cosa que confirma que lo del año anterior no era fruto de la casualidad.

Empieza la temporada estival la cual promete mucho debido al gran invierno que ha hecho. Pero el cuerpo no responde igual. 
Carles tiene que atender a otras cosas: ha decidido casarse y está enfrascado en la reforma de su casa.

Eso le roba tiempo y dedicación al entrenamiento. Él entrena al mismo nivel de siempre pero no descansa lo mismo. Y con ello los resultados se resienten. Aún y así consigue llegar al Campeonato de España con opciones de ir al Mundial. Pero los milagros a Lourdes y esa carrera fue un reflejo de lo que había sido todo el verano: una mala carrera. Queda octavo con una marca de 14'10. En ningún momento ha sido su carrera y eso se nota.

 
A pesar de ello, es convocado para disputar los Juegos del Mediterraneo en Almería. A pesar de que Castillejo está preprando el 5000, le seleccionan en el 10000. En una carrera lenta, con cambios de ritmo constantes llega al toque de camapana con opciones de victoria, pero uno de los atletas marroquíes le gana en el sprint y Carles se ha de conformar con la medalla de plata.

Aun y así consigue llegar al Campeonato de España con opciones de ir al Mundial. Pero los milagros a Lourdes y esa carrera fue un reflejo de lo que había sido todo el verano: una mala carrera. Queda 8º con una marca de 14'10. En ningun momento ha sido su carrera y a la postre eso se nota.


Al no acudir al Mundial decide participar en su segunda Universiada (Izmir). Se inscribe en 5000 y 10000 pero sólo tiene la intención de hacer ésta última. 

En una carrera marcada por el calor y la humedad, queda sexto con 29'23, haciendo varios kms a 3' y pasando a gente que se había precipitado. Acaba tan quemado que ni descalienta. Decide no correr el 5000 y tomarse unas vacaciones. Pero Bodoque (fisio de la RFEA) decide que no. Que él va a correr. Le obliga a acudir todos los días a masaje (habían 3-4 días entre pruebas) y a salir a rodar algo. Al final lo convence (no hizo falta mucho empeño) y Castillejo se pone en la línea de salida del 5000. 

Al paso por el 3000 se produce un primer acelerón y al ver que el paso era exactamente igual al que había pasado él en el 10000, piensa que se puede arriesgar. Corre de manera inteligente y acaba cuarto a escasa diferencia de la medalla.

2006: El año de las lesiones y de los cambios

Y cómo en el atletismo no se para, Carles empieza a preparar la nueva temporada. Ficha por ADIDAS un contrato de 3 años lo que le da seguridad económica para centrarse en el entrenamiento. Pasa a formar parte de un equipo de élite en el que están atletas de la talla de José Ríos, Alberto García, Julio Rey, Tadesse Zerszenai...

Llega noviembre y los primeros crosses aparecen en el calendario. Corre en Quintanar, Torredonjimeno, Llodio, Alcobendas, Yecla y Valencia. Todo va bien ya que el rendimiento va en aumento. Pero llega fin de año y se lesiona. Corre la San Silvestre de Maspalomas (la cual gana) pero va cojo. Sabe que algo no funciona. Al pasar los días de fiesta, habla con la RFEA y se hace varias pruebas las cuales le diagnostican una leve fractura de stress en la tibia. 

Es principio de enero y le dicen que cómo la han cogido a tiempo, los plazos se acortaran. Es en este momento cuando conoce a la que a la larga será una gran compañera de fatigas: la elíptica.
Se machaca a diario en dicha máquina con el objetivo de no perder mucha forma. Hace sesiones cortas pero muy intensas, simula series, fartlecks y rodajes hasta el punto de llegar al agotamiento. 

Todo evoluciona muy rápido y a finales de enero (a las cuatro semanas, cuando lo recomendado son seis) le dan el alta para poder correr. Quedan escasos 15 días para el Campeonato de Catalunya de cross y decide que será una prueba de fuego. Si se clasifica, pues bien y si no, pues deja el cross  y se recupera del todo.

Con apenas esas dos semanas de entrenamiento de carrera, se impone en el campeonato catalán. A las dos semanas de esa carrera, queda cuarto en el Nacional por clubes y finalmente queda segundo en el Nacional individual disputado en La Morgal Llanera.

Es increíble lo que ha hecho. Además realiza entrenos muy buenos. Está en una nube. Pero todo lo que sube baja y a 10 días de Mundial de cross a disputar en Fukuoka, realiza un jueves tarde 3000-2000-3000 (8'30-5'30-8'15) y el sábado por la mañana 2x4000 con un 2000 activo de pausa en 29'53. Y ahí se vuelve a lesionar. Las prisas han sido malas consejeras y por no respetar los plazos de recuperación su tibia ha vuelto a resquebrajarse.

Pero la ilusión por correr el Mundial hace que decida viajar a tierras niponas y ver que pasa (él aun desconoce que esta tiene una fisura). Entrena como puede durante los siete días que está allí para finalmente disputar el Mundial. En carrera no le duele nada (apoya diferente) y consigue quedar en el puesto 29º. Es todo felicidad...hasta que se mira la tibia y ve un bulto (está muy inflamado). Por la noche la inflamación se desplaza al pie y al día siguiente, para volver a casa, no puede calzarse ni una chancla. 

A los pocos días se le diagnostica una fractura de stress en la tibia y decide tomarse la recuperación de una manera muy tranquila.
Si los médicos le dicen que son seis semanas de reposo, él hace siete. Si tiene que hacer cuatro semanas de readaptación a la carrera, él hace cinco. 

Por cierto, esto de la readaptación a la carrera es muy importante. Se trata de volver a empezar a correr poco a poco. El primer día corres 1' caminas 5' y corres 1'. Si no hay dolor al día siguiente se aumenta. Y así de manera progresiva.

Durante estos tres largos meses (Abril - Junio) se empieza a formar la idea en su cabeza de cambiar de entrenador. Considera que necesita nuevos retos, nuevos objetivos y nuevas ambiciones. Castillejo está muy agradecido a Manel Pla. Con él ha conseguido cosas que hasta ese momento no había imaginado, pero los acontecimientos recientes le hacen recapacitar. Considera que durante estos meses han pasado muchas cosas y necesita cambiar. Cambiar para mejorar. Cambiar para ser mejor.

Como en toda relación, la ruptura no le sienta nada bien a Manel, pero Carles ya ha tomado la decisión. 

Lo comunica a la RFEA. Les comunica que le gustaría entrenar con Arturo Martín a distancia, desplazándose periódicamente a Madrid. La opción se desestima y Carles toma una decisión: AUTOENTRENARSE. 

Es verano y no quiere prisas. Decide buscar entrenador poco a poco y mientras lo busca decide preparar el Campeonato de Europa de cross. Se le acaba la beca y es un objetivo primordial.
Su estado de forma es lamentable pero decide no tener prisa. Ya llegará el mes de noviembre...

3 comentarios:

Raúl Muñoz dijo...

Muy interesante toda la vida deportiva de Carles. Da para mucho, la verdad.

PACO GACELA. dijo...

Espectacular el gran Carles, espero que siga subiendo peldaños, saludos.

Castillo dijo...

Aunque los días en que nos conocimos ya queden un poco lejos y casi seamos unos desconocidos, reconozco que te he seguido en la distancia y que siempre te he tenido admiración por que hayas podido cumplir tus sueños. Uno no es consciente de lo duro que puede resultar hasta que conoce testimonios como el tuyo. Saludos, amigo, y mucha suerte!!!!