lunes, 22 de julio de 2013

No me lo ha encontrado ni el McAfee



7 días para empezar a entrenar en serio. 7 días para empezar a fijar un objetivo en el punto de mira. 7 días para pulir un estado de forma y llegar al 22 de julio en un estado óptimo. 7 días para...para nada. Porque el miércoles se desmoronó todo.

Retrocedamos en el tiempo...tic tac tic tac

Lunes por la mañana. Estoy con mi tazón de café con leche y mis clásicos cereales (mi desayuno de toda la vida) y consulto mi agenda. Hoy toca un entreno puñetero. Son 10x350-1000-8x350-2000. Es más fácil que la semana anterior pero tiene la dificultad de que en el primer bloque son 10 series.

Calentando voy cansado y con alguna que otra agujeta (los excesos del fin de semana...). Empiezo las series con mucha calma y veo que estoy muy cansado y que me va a costar entrar en el entreno. Finalmente lo consigo y poco a poco voy corriendo mas rápido y consigo una media de 1'04"9 en los 350s y 3'09 y 6'17 en las 'pausas'.

Han sido 19.5km de entreno y como me veo que estoy entero por la tarde aprovecho y hago uno de los 2 doblajes que tenia esta semana.

Acabo el lunes con casi 30km y muy muy satisfecho. Quién me iba a decir que el miércoles caería enfermo? O que el domingo correría 1km...? Pero no adelantemos acontecimientos.

El martes empezaba a entrar un poco tarde, a las 10h. Pero es que a las 8h estaba con Toni haciendo 
 el tratamiento del Aquiles.

Por cierto, al Aquiles va mucho mejor. Ahora el dolor mas preocupante es el de la pata de ganso. Me duele mucho a nivel de inserción y me limita bastante el movimiento.

Volviendo al entreno. Ese día tocaban 12km, gomas y rectas. Coincidí con Nacho y empezábamos a rodar. Recuerdo ir muy concentrado los primeros 5km por el tema de la pata de ganso. Pasamos lentos el 5000 (cerca de 21') y Nacho empezó a acelerar y acelerar. Por el km 7 me di cuenta que íbamos rápido pero también que no me dolía nada. Llevaba 7km detrás de él y me dije que ya era hora de echarle una mano...

Empezamos a darnos relevos y yo notaba que íbamos rápidos, bastante ligeritos. Pasamos el 10k (18'27 ese parcial) y ni lo quise mirar. Adelanté a Nacho y seguí acelerando...

En ese momento se produjo un acontecimiento histórico...de la boca de Nacho salió esta frase:
"Tío, no atornilles más que voy justo!!!"

No daba crédito a lo que había oído. Nacho pidiendo tregua en un rodaje? No me lo puedo creer.

Al final fueron 12km en 46'30 (aprox). Acabamos justitos por culpa del calorazo y de la humedad (se dijo en las noticias que en Barcelona había habido una sensación térmica de 39 graditos...) y a Nacho ya le dije que lo pagaríamos tarde o temprano. Pues fue temprano...demasiado temprano ya que al día siguiente amanecí destrozado.

Amanecí que me dolían hasta las pestañas. En mi caso tengo un dolor que si aparece es que algo no funciona bien en mi cuerpo. Es un dolor en la parte alta de la espalda. Dolor como si hubiese estado 1h haciendo pesas. Cuando me pasa...siempre acaba mal.

Con toda esas sensaciones negativas me fui a entrenar. Pero no las tenía todas conmigo así que me paré en una farmacia y compré un termometro. Hay que verse muy jusitio para ir a comprarte un termometro antes de ir a entrenar...

36.2ºC...a entrenar!!!!!!!!!!!!!!!

Pues hice el peor rodaje que recuerdo de mi vida. Sensación de dolor en todo el cuerpo. Sensación de impotencia. Sensación de poder dar mas pero llevar el limitador de velocidad puesto a 4'00...Hice 49'30...3' mas que el dia anterior...

Al acabar (con pájara) me dirijo al coche. Bebo y bebo. Tengo náuseas...Pasan 20' y me pongo el termómetro:37.2ºC. Pienso que es normal ya que hace poco que he acabado de entrenar. Llego a casa y me pongo uno que tengo de mercurio. 38.2ºC...Y SUBIENDO!!!!!!

Fui subiendo y bajando todo el día pero siempre en el 38.x. Hasta que sobre las 19.30 me noto que los ojos me arden y me doy cuenta que estoy peor...39.6ºC!!!!!!!!!!!!!!!!! En 5' estaba en el médico.
Me exploran. No me encuentran nada. Que podrá ser...Veo a la doctora pensativa y le
digo que mi hija lleva 3 días con fiebre, tiene aftas…y se le ilumina la cara: TIENES UN VIRUS!!!! EL MISMO QUE TENGA TU HIJA!!! Coño pienso, si le llego a decir que el día antes me he pegado un palo entrenando a las 10 de la mañana...me hubiese dicho que tenía un golpe de calor?

En fin, la cuestión es que estoy fastidiado y decido tomarme el jueves de descanso. Descanso relativo ya que mi mujer ha empezado a trabajar y ahora me toca hacer de padre, de hombre de limpieza y de atleta en mis ratos libres.

El viernes me aventuro a rodar algo. Hago 12km tranquilos con Nacho. Todo está en orden y decido hacer unos cambios de ritmo el sábado.

El sábado voy hacia el Parc Nou con ganas. Calentando me molesta algo el pecho pero me da mas o menos igual y empiezo los cambios. Voy bien pero me noto blando muscularmente debido a la fiebre. Me falta chispa pero aun y así hago 3'10 y 3'09 en los cambios de 1km. Acabo contento con 9km a 3'24 de media y me preparo para el rodaje de 80'(21km) del domingo.


Me levanto a las 7 de la mañana y nada me dice que me va a pasar lo que luego me sucederá.
Desayuno y preparo la bebida para el rodaje. Mi intención es avituallar con el sistema del maletero un par de veces. El primer avituallamiento será en el 8.5km y el 2º sobre el 16-17km. Ambos serán con el ISOTONIC de 226ers. El ENERGY me lo guardo para rodajes mas largos donde lo combinaré con el ISOTONIC.

Mientras conduzco voy bebiendo traguitos pequeños de ISOTONIC para empezar el rodaje hidratado. No me molesta nada. Estoy bien.

Llego al Prat. Me pongo el pulsometro y el gps. Hoy quiero controlar bien los ritmos...(iluso). Empiezo a rodar. Bien. No  me duele ni el aquiles ni la pata de ganso. Pero...a los 200m me empieza a doler el pecho por dentro. Como si tuviera agujetas. Me ha molestado alguna vez pero no tanto. Me paro a los 300m. Respiro hondo. No noto nada y vuelvo a arrancar. A los 700m me vuelvo a parar. Qué me pasa? No lo sé. Vuelvo a arrancar...y decido parar definitivamente en el 1er km. Me duele. Me asusta. Me preocupa.

Deshago el corto camino hecho corriendo andando. Ando cabizbajo maldiciendo la mala suerte que me persigue desde el dia 6 de abril. Se convierte en una penitencia. Nunca 1km se me hizo tan largo.

Llego a casa y me derrumbo. No tengo ganas de nada. Estoy harto de contratiempos. Contratiempos que te dejan entrenar pero que te van dando pequeños golpes que hacen que no puedas tener continuidad y eso va minando la moral.

No puede ser que no pueda entrenar. Seré capaz de hacer 1 semana entera de entreno como dios manda? En ese momento pienso que no. Pienso que es mejor dejarlo ya. Mandarlo todo al cajon de los recuerdos y ponerme a hacer otra cosa.

Estos pensamientos suelen venir siempre cuando uno pasa una mala racha. Esta cegado por la rabia. Pero durante la tarde (la cual pasé en el hospital con mi hija) se me olvidó todo lo malo. Me centré en ella y ya solo pensaba en que hacer el lunes de entrenamiento.

Con el paso de los años he aprendido a no ponerme nervioso cuando pasan estas cosas. Cuando era más joven me subía por las paredes, me ponía nervioso, de mal humor. Para qué? Voy a ganar algo? No es mejor tomárselo con filosofía y dejar que el cuerpo se recupere lo más rápido posible. No será mejor si lo hago con buena cara? Pues así intento afrontar los días malos. El problema es cuando te pasan tan seguidos y durante tanto tiempo.

Tengo la sensación de haber perdido una semana de entrenamiento ya que quería hacer 150km. Al final a duras penas habré sobrepasado los 100km pero cuando vienen curvas hay que saber cogerlas y no querer tomarlas rectas para ganar tiempo ya que el peligro de salirse es muy grande. Con eso quiero decir que toda enfermedad tiene su proceso de curación y hay que respetarlos.

Con todo ello, y si no hay mas contratiempos de por medio creo que mi cita con los 42.195m va tomando forma.

La semana que viene espero contaros una semana mas positiva que esta. Pero sobretodo intentaré que veáis como es un día normal en mi vida. Creo que os sorprenderá...

5 comentarios:

mymatrix dijo...

Ánimo Carles, cuando uno menos piensa las cosas vuelven a la normalidad.

Anónimo dijo...

Igual esto suena a folletín de autoayuda barata, pero creo que es así de cierto, de la misma manera que piensas lo jodido que estás; y eso puede formar parte de un análisis crítico y certero de la realidad también es bueno que pienses que no es ni el primero ni el único momento jodido que has tenido (deportivamente hablando); tu sabes mejor que nadie lo que es enfrentarse repetidamente a las fracturas de estres y no poder moverte y ser constante en el trabajo de recuperación hasta el punto de meterte en una prueba nueva como la maratón y hacer mínima olímpica y participar en tu tercera olimpiada después de haber estado en ese pozo. Quiero decirte con esto que de la misma manera que forma parte de la relidad lo jodido que estás, también forma parte de esa realidad el potencial que tienes de ser constante, metódico y persistente a la hora de superar los baches. Y eso sin lugar a dudas tiene más fuerza que los propios baches, por tanto creo que aún te queda cuerda para seguir rodando durante un tiempo amplio. Dice un proverbio alemán que "la perseverancia es la virtud capaz de despertar al resto de virtudes" y esa virtud creo que la tienes bien marcada con lo cual la mitad del camino lo tienes hecho. Fuerza y adelante!!

Saludos desde Jaén.

GOTZON dijo...

Ánimo Carles!!!
Después de todas estas penurias que estas pasando algo bueno tiene que pasar, seguro!!!
Un abrazo desde Bizkai

koen RunningBarcelona dijo...

Un descanso puede ser un muy buen entreno! Cuidate y confia, koen

NACHO dijo...

Aupa Carles,

Mucho animo, ya veras como vuelven las buenas sensaciones. Como bien dices al mal tiempo buena cara, y a recuperarse, para volver con fuerza!